El mundo del fitness está evolucionando a marchas forzadas, tanto es así, que hasta hace poco nuestro principal objetivo era estar “simplemente” en forma. La dirección de esta evolución es hacia una actividad mucho mas concienzuda en cuanto a lo que llamamos cuerpo-mente. Actividades como Pilates, Fit Ball y Bosu nos acercan mucho mas a este tipo de trabajo en el que la propiocepción (trabajo neuromuscular) es uno de los objetivos principales.
El Método Pilates de tonificación corporal es un sistema único de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Refuerza y tonifica los músculos, mejora la postura, aporta flexibilidad y equilibrio, ayuda a recuperar la movilidad, sincroniza mente y cuerpo, y crea una figura mas estilizada, con resultados constatados e indiscutibles.
Lo bueno de este sistema es que, por un lado, puede satisfacer las necesidades y expectativas de una persona mayor con lesiones en la espalda y dolores articulares, y por otro lado las de un deportista profesional o las de una persona que quiera definir y moldear su cuerpo. Con el método Pilates se fortalecen músculos que, a menudo, olvidamos, mientras que los de mayor tamaño se tonifican y estilizan, dando lugar a un cuerpo equilibrado, ágil y armonioso.
El Fit Ball es un ejercicio seguro, efectivo y sobre todo de bajo impacto, que puede incluirse como actividad para grupos de distintos niveles y todas las edades. Se caracteriza por que proporciona ejercicios dinámicos o estáticos para todo el cuerpo, otorga fuerza y tono muscular, mejora el equilibrio y proporciona un seguro y efectivo estiramiento. Solo tienes que coger un balón gigante adecuado a tu estatura y seguir las secuencias de ejercicios que el profesor te indique.
Se habla del BOSU como la herramienta fitness del milenio. Creativo, versátil, desafiante y accesible, combina el trabajo de estabilización, la tonificación muscular y el equilibrio, convirtiendo esta actividad en un entrenamiento completo para todo tipo de practicantes. Se puede trabajar dinámico o estático, alto o bajo impacto, tonificación y resistencia muscular o estiramientos…, depende de los objetivos que te hayas propuesto.
Estas tres disciplinas, que ahora son deportivas, hasta hace poco eran herramientas utilizadas en las Terapias físicas y la rehabilitación. Hoy en día podemos integrarlas en nuestro plan de entrenamiento o clase colectiva estando seguros de que son muchos los beneficios que conlleva este tipo de trabajo.